Desde la aparición de la primera fotografía o daguerrotipo hasta ahora hemos recorrido un largo camino; Pero desde la revolución digital, el proceso de captura de imágenes ha avanzado aún más. Es fácil ver cambios en la industria de la producción de equipos  o los cambios en los estándares de hace varios años atrás. Por poner algunos ejemplos, cuando la película fotográfica se convierte en un elemento cotidiano, gracias a Kodak, o cuando William Eggleston (Memphis,Tennesee, Estados Unidos,1939) demostró que el color era un medio artístico viable y, más recientemente , cuando la fotografía digital superó a la película como medio de captura más común. En la actualidad, no tenemos un cambio tan profundo  como el del paso de película hacia digital, pero sí unos cuantos cambios que se producen ahora mismo: el uso de las cámaras sin espejo como una alternativa a la cámara réflex digital y el mejor acceso en la tecnología de sensor de imágenes. Cada uno de ellos tiene el potencial de cambiar la manera en que los fotógrafos capturaremos imágenes en el futuro inmediato.

Camaras sin Espejo (Mirrorless) vs Camaras Reflex Digitales (DSLR)


Desde la gran polemica de la fotografía analógica versus la digital no se habia hablado tanto sobre tecnologia digital como en este tema. Definitivamente hay un enfrentamiento  de opiniones con la llegada de las cámaras sin espejo. Las DSLR son el estándar para los profesionales, y los aficionados que quieren a una cámara "seria" siempre quieren una cámara económica con lentes intercambiables. Pero con el ultimo desarrollo de las camaras sin espejo de alta gama, la respuesta a la pregunta de cuál es "mejor" es aún más difícil. Cámaras como la Alpha a9 de Sony incluso se parecen a las DSLR anteriores con una lista de características que son la envidia de otros fabricantes. Para debatir, debemos empezar a hablar de tamaño. Las DSLR fueron importantes durante mucho tiempo por la calidad y el control de sus cuerpos más grandes. Luego, aparecieron los smartphones. No había ninguna razón para que una persona llevara una cámara grande. Con el teléfono, puedes subir fotos inmediatamente a Facebook o Instagram. Las cámaras point and shoot fueron una mejora menor, pero las cámaras sin espejo aparecieron en el momento perfecto con un factor de forma más pequeño y de primerísma categoría. Sin embargo, hubo ciertos inconvenientes ya que aportaron sus propias peculiaridades a la ecuación, como el visor electrónico. Para bien o mal, los visores electrónicos han llegado para quedarse, y han recibido actualizaciones increibles en los últimos años para satisfacer a los detractores de los visores ópticos tradicionales como yo. Disparo sin bloqueo, representación más real de la imagen final y colores y nitidez sorprendentes.

El principal atractivo de las cámaras sin espejo es, por supuesto, la eliminación del espejo que hizo que las SLR fueran lo que son, y están a punto de eliminar otra antigua pieza de la cámara: el obturador mecánico. El obturador electrónico no es algo nuevo, pero el rendimiento profesional de un sensor de cuadro completo parecía algo lejano. La a9 finalmente estuvo a la altura, con una velocidad de disparo continuo de 20 cps, sistema AF de 693 puntos de enfoque y resolución de 24MP. Una herramienta perfectamente silenciosa para capturar acción rápida y deportes.

Esto no es todo lo que han hecho las cámaras sin espejo. La GH5 de Panasonic y la a7S II de Sony también tienen las mejores opciones de video híbrido actualmente disponibles en el mercado. Son capaces de filmar videos 4K con características profesionales como log gamma. Esto es un indicativo de una tendencia hacia la especialización de estos equipos hacia video. Incluso las DSLR entran en el juego, con varios modelos que satisfacen las necesidades de determinadas personas. Se podria ver en el futuro una mayor diversificación de las líneas de cámaras, de forma que los distintos tipos de fotógrafos serán capaces de obtener las herramientas necesarias para capturar fotografías y videos incluso más impactantes

Formato medio “ de precio asequible”

Parece que el cambio de hace unos años de sensor APS-C a full frame está ocurriendo nuevamente, excepto que esta vez va de full frame a formato medio. Hasselblad ha sido parte de este mercado por mucho tiempo, y la X1D es una evolución sensata, con un precio mucho más accesible y un factor de forma manejable. Fujifilm también entró en el juego con la GFX 50S, aportando una competencia necesaria. Todavía es pronto para ambos sistemas, por lo que será difícil adivinar qué resultado tendrán, pero se ve muy prometedor.

Algo es seguro, sin embargo, y es que habrá más sistemas de formato medio en las manos de los fotógrafos. Si estas empresas continúan ampliando sus colecciones y también participan otros fabricantes, podremos ver una mayor reducción en el costo de estas cámaras tan difíciles de obtener. Esto puede ser apenas un deseo, pero realmente espero que veamos un repunte del formato medio en la fotografía digital. Era fácil tomar fotografías de formato medio con cuerpos relativamente compactos como el de la Mamiya 6 y hay algo en el aspecto del sensor más grande que es difícil de superar. Es inminente una revolución de formato medio; si los fotógrafos de formato medio analógico más conservadores comienzan a dar el salto, el formato analógico estará en una posición aún más difícil.

El impulso de los sensores

En el centro de estas innovaciones actuales está el sensor, porque es el corazón de la cámara y del proceso de toma de imágenes.Veamos: tenemos a los sensores apilados, Foveon, X-Trans, Bayer y probablemente muchos más en desarrollo. Cada uno de ellos ofrece ventajas únicas, pero todos quieren cambiar nuestra forma de capturar datos de imágenes y de crear fotografías. Hay incluso algunas opciones monocromáticas en el mercado. Esencialmente, mientras estos diseños pueden ser únicos, el desarrollo de los sensores se ha enfocado principalmente en agregar más pixels, mejorar el rendimiento con poca luz y aumentar la velocidad.

Si miramos hacia atrás por un segundo, es fácil ver que los principales cambios coincidieron con las innovaciones directamente relacionadas con el medio de captura: de placa húmeda a película, de blanco y negro a color, de película a digital. Estamos esperando la próxima evolución importante en tecnología fotosensible. Puede ser algo tan simple como un sensor curvo, o puede ser un gran adelanto en la imagen por computadora, como las ideas que defiende la Light L16.

Los teléfonos inteligentes ya elevaron la apuesta al usar múltiples sensores y lentes para mejorar las imágenes (como el modo retrato del iPhone), y al volverse comunes el 360° y el VR, tiene sentido seguir en esta dirección. Los sistemas de imágenes serán más pequeños, más avanzados tecnológicamente, capturarán más información y se basarán en la inteligencia artificial o en el usuario para determinar cómo usar estos datos. Imagine tomar una cámara tan delgada como su teléfono que pueda crear imágenes tan buenas como las de una DSLR moderna, y que ofrezca ajustes para intercambiar lentes sin tener que llevarlas.

¿Y ahora?

Ya repasamos los fundamentos de lo que creo que está por venir, mejores sensores, dispositivos de captura de imágenes más simplificados y diseños más pequeños, pero, ¿qué veremos en los próximos 5 a 10 años? Canon mostró recientemente un impresionante sensor de 250MP, entonces tiene sentido que pronto aparezcan opciones de lentes para combinar. ¿Y en el futuro lejano? Creo que se necesita alejar a la fotografía digital de los pixels y crear un sistema de captura digital perfectamente fluido que solo se vea limitado por las ópticas que tenga enfrente. Combine esto con las imágenes por computadora y tendrá en sus manos la próxima generación de cámaras

Javier Ferrand

Javier Ferrand es un fotógrafo profesional peruano, atiende campañas publicitarias para empresas, instituciones y moda desde su estudio profesional en Lima, Perú

Servicios

Contacto

  • Dirección:
    Calle independencia 515 miraflores, Lima Perú
  • Teléfono:
    +51943545242
Escríbenos